jueves, 2 de junio de 2016

KORCULA, UN TESORO ESCONDIDO ENTRE SPLIT Y DUBROVNIK

Korcula es una isla que se halla a medio camino entre Split y Dubrovnik. Es muy fácil llegar hasta ella ya que se encuentra conectada mediante ferry tanto de Split como de Dubrovnik. Nosotros realizamos la excursión desde Split en nuestro viaje a Croacia-Bosnia. Es una excursión muy recomendable ya que la isla es preciosa y, lo bonito, hubiera sido pasar unos días en ella pero, como siempre, el tiempo apremia y hay que ser siempre selectivos. Os cuento, en este post, como fue el día.
Después del desayuno, salimos de Split. Hoy se nos presenta un día apretado ya que queremos ver la isla de Korcula y llegar a Dubrovnik así que, manos al volante...
Vamos conduciendo siguiendo la costa con un mar de un azul intenso.
 
Tenemos que coger el ferry en Orebic y, para llegar, hay que atravesar un trocito de Bosnia Herzegovina, con lo cual, tendremos que pasar fronteras.
 
Por suerte no hay demasiada cola y el paso es relativamente rápido. En poco rato, volvemos a estar otra vez en Croacia.
Entramos en la  Península de Peljesac unida por tierra mediante el istmo de Ston. Esta península tiene una longitud aproximada de unos 65 km .  El clima, en su zona septentrional y debido a los vientos, es frío, por el contrario, en la zona meridional goza de una temperatura agradable y, sus playas, calas, frutales, y viñedos son un reclamo más que suficiente para los turistas. 

La primera población que encontramos es Ston, lugar donde  hacemos una breve parada. La ciudad era importante por sus salinas y su comercio de la sal. Para protegerse, se empezó a construir, en 1333 una grandiosa muralla de 5 km de longitud y más de 30 torres de vigilancia.
  
Se encuentra en un estado muy aceptable de conservación ya que ha sido restaurada completamente. Realmente es una obra impactante y que merece mucho la pena de ver.
 
Dejamos estas impresionantes murallas y nuestra siguiente parada será Orebic, punto de partida para visitar la isla de Korcula. Orebic es un pueblo pequeño que crece durante el periodo estival. Un lugar apacible y desde donde se pueden realizar varias excursiones.
  
 
Tenemos que correr un poco desde el parquing hasta la terminal del ferry. Si no podemos cogerlo, ya podemos despedirnos de Korcula. Llegamos con la lengua fuera y el corazón a mil, pero hemos llegado!
 
La vista de  la isla desde el mar es  espectacular.
 

La ciudad de Korcula esta rodeada de murallas y torreones defensivos bien visibles desde el barco. El trazado urbanístico de la ciudad es muy peculiar ya que fue pensado para la comodidad de sus ciudadanos. El trazado, en forma de espina de pescado, se articula en torno a una larga calle central. Las calles occidentales de la "espina" están abiertas al viento maestral del verano, fresco, suave y agradable, mientras que las calles orientales son más sinuosas para impedir que el bura, viento que sopla en invierno, violento y frío, se infiltre en la ciudad. La urbanística está pensada para evitar las corrientes de aire en la ciudad.
Las calles estrechas, viviendas pequeñas y en altura por la falta de espacio y muchas construcciones renacentistas y góticas rezuman historia por los cuatro costados.
  
Lugares de interés en esta preciosa ciudad son, sin lugar a dudas, las defensas de la ciudad. Sus poderosas murallas de 20 metros de altura y sus 12 impresionantes torres.
 
La catedral de San Marcos, construida en el siglo XV, es la joya de la ciudad.
 
Otras iglesias son: la iglesia Pez de San Pedro, situada al norte de la catedral.

La Capilla de San Miguel

El Palacio Episcopal se encuentra junto a la catedral. En su interior alberga pinturas y dibujos italianos, manuscritos y una colección de reliquias.

El Museo de la Ciudad ocupa un bello palacio del s. XVI. Las colecciones que se exponen representan la historia, cultura y vida social de la ciudad y de la isla en su conjunto.

Se dice que Marco Polo nació en Korcula en 1254 aunque no hay nada seguro. Nosotros visitamos la "supuesta" casa del célebre aventurero.

Hay unas empinadas escaleras no aptas para rodillas con artrosis.
 
Sinceramente, la casa no tiene nada que ofrecer. Para mi, una tomadura de pelo. 
Lo mejor de la ciudad es pasear por sus empinadas y estrechas calles, descubrir rincones, visitar las pequeñas tiendas y tomarte algo en una terracita mientras la brisa te acaricia el rostro. Korcula es tranquila, apacible, sin aglomeraciones, en fin, nos ha gustado mucho.
 
Es hora de regresar, volvemos al puerto para coger el ferry que nos llevará a Orebic y dejamos atrás la bonita ciudad de Korcula.
 
 
Al llegar a Orebic, volvemos al coche y, siguiendo la costa, nos dirigimos a Dubrovnik, dando por terminada nuestra intensa excursión.
Si queréis seguir nuestro viaje a Croacia -Bosnia, pinchad AQUI.

4 comentarios:

  1. Hola, ya no sé si te acordarás de mi cuando deambulábamos tiempo atrás por el foro de viajeros por el mundo, jeje.

    No sabía que habías estado en Croacia. Nosotros nos vamos 15 días a primeros de julio. Hemos cogido los vuelos y coche de alquiler y estamos acabando de diseñar la ruta.
    En Korcula concretamente estaremos un par de días y por lo que cuentas, veo que no nos hemos equivocado.

    Me voy a poner de inmediato a leerme tu diario de viaje y, por supuesto, seguiré seguro tus recomendaciones.

    Y si no te sabe mal, igual te comentaré algunas dudas que tengo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hombreeee!! Pues claro que me acuerdo de ti. Croacia seguro que os gustará. Playas, buen tiempo, se come de maravilla y tiene unas ciudades cargadas de historia. Si tienes alguna duda y puedo ayudarte, lo haré encantada.
    Muchos besos a los tres, el más grande para la peke!!!

    ResponderEliminar
  3. Precisamente estoy terminando de preparar un post de Ston (entre otros) para publicarlo mañana...
    Korcula a mi me resultó encantadora. Cuesta llegar, entre el trayecto a Orebic y el ferry pero creo que merece mucho la pena.
    Y coincido plenamente con lo de la casa de Marco Polo, pero claro, no te vas a ir de allí sin visitarla, ¿no? jejejeje
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente hay que comprobarlo aunque te digan que no vale la pena. Gracias por el comentario Helena.
      Saludos!!

      Eliminar